MIS OTROS RELATOS (VI)

Hoy os traigo tres de esos relatos y de muy variada temática. El primero es de un homenaje a Hemingway, el otro al Quijote y el tercero, como no podía ser de otra forma, a un nuevo concurso homenaje a Edgar Allan Poe. Al final tenéis los links para poder comprar el libro si os llama la atención. Y como siempre digo, besos y abrazos a repartir.

NO MIRES ATRÁShemingway-concursoliterario1

Cuando dejé el cadáver de Rose en aquella cabaña solo me propuse una cosa: alejarme de allí y no mirar atrás. Su infidelidad tuvo su justo pago. Arranqué la ranchera, en el preciso instante en el que, en el pueblo, al otro lado del lago, doblaban las campanas. Ironía de la vida, lo hacen por tí, querida Rose.

Sonrió mientras me alejo y, aunque no quería hacerlo, echo la vista atrás conetmplado cómo dejo una parte de mi vida que nunca tenía que haber empezado.

El viejo sigue allí, en su barca, pescando, ajeno a todo, como siempre ha estado, hace tiempo que su cabeza o funciona como debiera.

Vuelvo a mirar hacia adelante, mientras las ruedas, acompañadas del polvo del camino, parecen jalearme y animarme a empezar de nuevo. Lejos de todos, de todo, pero sobre todo de Rose.

UNA HISTORIA QUE CONTARquijote

Caía la noche en la llanura de La Mancha. A lomo de su caballo, en compañia de unos amigos, Miguel de Cervantes volvía a Madrid, cuando sobre la luna llena que se vislumbraba en el horizonte se recortaba la silueta de dos hombres, uno alto y delgado montado a caballo, con una lanza; y otro bajito y regordete sobre un asno. Cervantes se giró hacia uno de sus amigos y preguntó:

-¿Quienes son?

-Un loco y su sirviente -dijo uno de sus acompañantes.

-Se cree caballero -dijo otro entre risas.

-¿Y cómo se llama tan peculiar caballero? -preguntó de nuevo.

-Su nombre es Alonso Quijano, pero se hace llamar don Quijote de La Mancha.

Nuevas risas.

Cervantes meditó un rato y dijo:

-Tal vez merezca que se escriba su historia…

Durante unos instantes reinó el silencio, que se rompìó al unísono por las carcajadas de sus compañeros de viaje. Uno de ellos sentenció:

-No merece la pena, nadie la leería…

RUIDOS A MEDIANOCHEpoe-4

Faltan cino minutos para la medianoche; como viene siendo habitual estos días no podré dormir. Empezaré a escuchar el sonido de cadenas arrastrándose por el techo, los ruidos de las pisadas sobre la tarima, los aterradores gritos de una mujer, el chasquear de un cuchillo atravesando los huesos y la carne de su víctima, luego una sonrisa demencial, diabólica, lo llenará todo, y me taparé los oídos para no escuharla. Después más pasos, el golpeo incesante de algo pesado sobre mi cabeza y una voz repetirá una y otra vez: “Mañana te toca a tí”, durante toda la noche. Permaneceré tumbado, temblando, un sudor gélido recorrerá mi cuerpo, nervioso, dejaré que la luz del sol acalle todo esto.

Al levantarme aceptaré, a pesar de las ojeras que tengo, que todo ha sido una pesadilla, no puede ser otra cosa, estoy en medio del campo, durmiendo en una tienda de campaña, y no hay ningún techo sobre mi cabeza.

Hemingway: Concurso homenaje Hemingway

Quijote: Concurso homenaje 400 años del Quijote

Terror: IV Certamen homenaje a Edgar Allan Poe Noviembre Oscuro

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s